Categorías
Amor Sin categoría

Dolor tras dolor (Número 1.038)

El esparto roto,
los días de plomo,
la sequedad
de un algo vacío,
pusilánime momento,
como el mío.
Entuerto de vidas crepusculares,
sin traficar por las calles.
Carrera inacabada,
jolgorio de primavera muerta.
Estructura portentosa
y cuando, los abrazos vuelvan,
diremos,
gracias, a cualquiera,
¡besos de garganta!
¡caminos de luz!
¡verde anaranjado!
Y, en los puertos,
momentos tristes,
¡no acabados!
Las bocas, al descubierto,
todos, algo más contentos,
la enfermedad dolorosa,
hizo su mella.
Las energías, moribundas,
en los puentes de la vida,
paso a paso.
Nos acordamos de algunos
que se marcharon.
Esta tipeja,
espantapájaros,
muertes de los vivos colores,
de los frescos puentes
de vida viva.
La locura de la pandemia,
todavía,
no se ha esfumado.

Categorías
Amor Sin categoría

Manuel, el alemán (Número 1.037)

Todo, en su fin,
te paseas, en esa madera,
tu alma, pura, la refresca,
tu andadura, en la tierra,
rebosante de firmeza.
Fuera, trabajaste,
tantos años…
El sueño alemán,
te hizo mella.
Tus fuertes huesos,
allí, se quemaron.
Tu trabajo, a demanda,
en aquella Alemania,
buscando, amigos hermanos,
eso, tú, me contabas…
españoles, que llegasteis,
con el deseo,
de un beneficio,
en vuestras manos.
Hierro, espada,
sevillanas, flamenco,
en las tertulias,
de esas frías tierras,
sombras,
de una Andalucía mora,
señora, por los que lloramos,
fuera de ella.
Nos espera con ternura,
con sus brazos abiertos.
Hoy, tu pueblo,
llora tu pérdida.
Llanto de la lluvia,
esa druida,
con amores de libertad.
El cielo te espera,
abre sus huecos.
Tú, llegarás,
consuelo de una vida buena,
con la verborrea de tu alemán
y tu castellano casi olvidado.
Puertas abiertas
para los emigrantes,
caminos duros hemos pisado,
nos ha labrado, la añoranza,
del pueblo,
del que nos hemos marchado,
extranjeros, ayer, hoy, mañana…

Para ti, Manuel, con mucho cariño.
Hasta luego.

😘😘😘😘😘

Categorías
Amor Desamor Sin categoría

Lecho (Número 1.036)

Me enamoras,
con las cuerdas de tu alma
que tocan, para mí,
melodías de duendes.
Tus ojos magistrales,
platinos del amor,
condensadores de emociones.
Digo, al aire, que te amo,
mi enamoramiento,
sin echarte nada en cara.
Tu amor, con el mío,
fuego puro,
que no se queme
en las ollas,
de una tribu secreta
que, indaga,
en algunas islas del sur
hasta que quizás, un día,
sea demasiado tarde.
¡La tardanza no espera!
¡Los días no llegan!
Tu amor,
en la trastienda,
encadenado,
a una puerta cerrada
con llaves de metacrilato
y, con candados,
de hierro oxidado.
Puerto viejo,
allí ha quedado,
en la ventisca
de un viento norte,
frío, lechos marinos,
sin el aroma de la tarde,
diente blanco
con el alma del espanto
en los secuaces miedos
del llanto, moliendo,
tu amor, mar adentro,
tiempo, tiempo…

Categorías
Amor El Cáncer en Poemas Sin categoría

Ayuda (Número 1.035)

Y ¿qué hago, yo, aquí?

¡nadie me oye!

¡sordos, a todo pasto!

¡nadie piensa en mí!

Trazos, amargados,

en este piropeo falso.

Extravagante vida

que me da la espalda

desde hace, cientos de días.

Montañas enormes,

me extravian,

hacia un infierno hostil,

marcado, con el enfrentamiento,

de una vida loca,

en un estigma, ensombrecido.

Me ha dado, una rama,

de por vida,

solo sé que, mi locura,

triste realidad de mis días,

¡me ha enterrado en vida!

¡me ha encerrado,

en este maldito holocausto,

del que no veo la salida!

¡agujeros negros en mi mente!

¡agujeros grises oscuros!

Cada vez, ¡más enormes!

¡dame tu mano!

¡ayúdame!

¡hazme reír!

Y, dame,

la brillantez que,

a mí me falta,

¡protege, la mala suerte,

de mi vida!

😘😘😘

Categorías
Amor Sin categoría

Lora del Río “Corazón de la Vega” (Número 1.033)

Pueblo de gorriones,
en las primeras horas
de la mañana,
cantan y cantan.
Y, en mi patio,
la comida de mi perro,
su delicia,
el agua de mi riego,
la sed les quita.
Gorriones, posados,
en mis flores, la naturaleza,
los acerca, con frescura.
Con los casi cuarenta grados
de Lora del Río,
en el mes de junio,
a las puertas del verano,
cada cual,
que diga lo que quiera.
Los pajarillos,
llegan, en libertad.
con sus vaporeantes misterios,
Pioneros de verdades.
en las trianeras tardes
de mi patio en primavera.
¡Disfrutad del patio,
lo que queráis,
amigos gorriones!
Os miro, siempre que llegáis.
Os esperaré,
mientras pueda,
en Lora del Río,
“Corazón de la Vega”.
😘😘😘😘

Categorías
Amor Sin categoría

Detritos (Número 1.032)

Cada cual, a su manera,

defensa de su teoría.

Postigo de veredas,

incompletas cárceles,

cada cual, llevamos,

dentro de nuestro pensar,

incrédulas posturas

que, doblegan,

gran amargura

si no la sentimos verdaderas.

Nuestros detritos,

pensamientos desgastados.

Una pena

inunda nuestra cabeza,

un sentimiento extraño,

de yo gano, yo gano…

sin pensar, en el de al lado.

Triste, los dos, estamos,

juntemos nuestras teorías,

construyamos

y miremos, al futuro,

juntos, sin discordias,

para no estar amargados.

(Pasa mucho en política).

“Detritus”.

🥰🥰🥰

Categorías
Amor El Cáncer en Poemas Sin categoría

Sin rendición (Número 1.030)

Con un trozo de mis despojos,

elijo, caminar,

entre sandalias blancas,

comúnmente, cogidas,

de mis dos pies.

Dicen, por ahí,

que no me acuerdo de ti,

con las muestras de cariño,

perdidas, en las mejores premisas.

Cuelgo las hachas de guerra,

en una lista,

con cabelleras del azmicle

que te dedico, con los socios,

que llevo a mis espaldas,

en las duras faenas,

de una tarde, a las cinco,

en las limitadas cadenas,

de vespertinos candeleros,

con atrocidades de por medio,

queriendo, con el miedo,

vencerlos,

ante una premisa inmaculada,

con unas sandalias blancas,

que me calzan,

en este camino infinito

para dar, luz verde, a mi alma.

Yo te bendigo,

te digo que vuelo,

es mi sino.

Y si, las duras batallas,

se me acercan,

daré guerra, hasta que venza,

con los aliados, más emocionantes

de mis piernas, estoy entrenando,

me fio de ellas,

sin fajas, sin contenciones,

que apaciguen, mi poderoso dolor,

entre las fresnedas

de un campo abierto,

donde, con letras muy grandes,

yo he escrito en el suelo:

¡te venceré, caballero!

Tu nombre, no lo digo,

yo, no te dejaré ganarme

en esta batalla.

Mi lucha, la más grande,

para la libertad de mi alma

y para la cura, de mi cuerpo,

que no se rinde ante nada.

Categorías
Amor El Cáncer en Poemas Sin categoría

Responso (Número 1.026)

¿Quién se queda?

¿Quién se va?

Ya nada igual,

mi cabeza, envuelta,

en castros de luciérnagas,

combinaciones imparables

de casos interesantes,

compenetrados, en la vida,

de los cambios repentinos.

Dolores entreverados,

¡por aquí! ¡por allá!

¡siempre duele igual!

Corpulento dolor, que raja,

Cálice (satélite de Júpiter)

con sus logros santificados,

en el mundo de los grafos,

con la peculiaridad,

de una panacea.

Desgracia, sin duda,

en este terreno duro,

con el viento en contra

y, con la luz, en los ojos,

pegándome a su antojo.

¡No necesito responso!

Categorías
Amor Sensuales Sin categoría Supra-sexo

Rococó (Número 1.025)

Entre cortinas blancas
de un humo no acabado,
con las mismas pasiones de antaño,
sin lamentos en nuestros cuerpos,
con la luna de vigía
y con las cortinas corridas,
en una noche de luna llena,
esperando, nuesta sutura caliente,
carmín de inquietudes vistosas,
en el anfiteatro de nuestra vida,
apaciguada, en nuestros camerinos
antes de nuestra obra,
veraces tus palabras
y tus manos ardientes,
palmo a palmo, recorres mi cuerpo
para el limbo de mi alma
que solloza, entre los relámpagos,
de esta noche rococó,
dentro de las maravillas,
de un alma viva, buscando,
el hilo calmante de mi boca,
el faro austero de luces,
en nuestros cuerpos
que lucen hoy, caminantes,
nutrientes del fósforo de una vela, incandescente,
con costuras visibles
y con una fuente blanquecina
con amarres en las esquinas
y, con el truco de ponerla,
chorro a chorro,
a gotear sin heridas
con un amor ardiente,
apasionante,
por estar tan vivo.

Categorías
Amor El Cáncer en Poemas Sin categoría

Mujer (Número 1.024)

Que mis pensamientos
no me hagan flaquear,
yo, no soy, inferior a los demás.
El físico, en realidad,
apariencia,
no es lo que cuenta,
solo, la vanidad,
lo puntua, en alza,
frente a la valiosidad
del alma humana
entiéndase, sin la premisa,
de amar, por encima,
de las fortalezas físicas,
quien no las poseee,
no será, el que quede atrás
en el amor de verdad.
Me miro, al espejo,
sin ningún miedo,
lo que veo solo es pasajero,
con fecha de caducidad,
en la tierra caduca,
el polvo espeso de la noche
de los muertos,
llegará a mi cuerpo,
bonito, feo, delgado, gordo…
eso quedará en el recuerdo,
la valiosidad
la llevo dentro,
en mi corazón de acero,
para todos los naufragios
de mi cuerpo,
en mi poderosa alma,
para todos los atardeceres
de una larga vida,
entre parturientas dolorosas,
frente a los males nacidos,
en esta vida pasajera,
donde me he montado,
en todas las estaciones,
con el sollozo,
de las extrañas ocasiones
donde, la vida, me trató
cual forastera ilegal,
con mis cejas arrugadas,
con mis pantalones, caídos,
después, de perder, tantos kilos
y, con la verdad,
de un fuerte dolor
que me ha perseguido
entre la multitud
de los hombres empedernidos,
al mirar, hacia otro lado.
Yo, que conste,
no me perderé, por ningún camino.

😘😘😘🥰

cancerpoemas.art.blog

diccionarioderimas.video.blog

poemasdemercedes.com

Categorías
Amor Sin categoría

Primera dosis (Número 1.023)

Hoy, un rayo de luz,
un rayo de esperanza,
se cuela,
por una rendija de mi alma,
en este polideportivo,
convertido,
en vacunódromo,
al por mayor.
Cientos de personas,
algunas caras, conocidas,
con nuestra sonrisa,
en este veinte de mayo,
un día esperado.
Una vacuna, en mis manos,
me siento, con privilegios,
en estos duros momentos.
Máxime expectación,
en esta espera,
en esta cola larga,
por cierto,
avanza lentamente,
los pies, se mantienen quietos,
dos a dos,
pasan, por el vigilante.
Más adelante,
la cita para la próxima dosis
y, por fin, en la mesa de vacunas;
los enfermeros, la médica,
la identificación,
unas cuantas preguntas
y, después, de un pinchazo
que ni percibo,
la enfermera,
me pone, un trozo de algodón.
A esperar, quince minutos,
sentada,
con este grupo de paisanos,
¡qué espera más gratificante!
hace tiempo, que no esperaba
tan contenta,
en esta silla y con, mi vista,
en mitad de la nada,
mirando,
a quienes continúan llegando,
al punto más satisfactorio
de este día.
En Lora del Río,
vacunas, cerca del río,
vacunas, que acaben con este virus,
vacunas, la esperanza de muchos,
vacunas, que las haya,
para todo el mundo
La gratitud,
desde los montículos parsimoniosos
de mi alma, cansada,
ante lo que nos está pasando.

🥰🥰🥰😇

diccionarioderimas.video.blog

cancerpoemas.art.blog

poemasdemercedes.com

Categorías
Amor Sin categoría

Lar en Lora del Río (Número 1.022)

En el corazón de la vega,
mi cartografia, me llega,
(distancia de una tregua nueva)
a clandestinos especialistas,
contra las paredes
y contra las cuerdas,
tocando, una trompeta,
con la ayuda de mi vecina,
la de enfrente,
siempre dispuesta,
como el agua de la vega.
Arrullos de gorriones
entre su puerta y mi puerta,
colocados,
en una ventana de posibilidades, estrategias,
de los venerables cucos
que no han dejado de llamarme,
en la estación de Lora del Río,
poderoso su Lar, vistoso,
en la alameda del tren,
con una postura discreta,
con los churros cerca,
con los loreños en las azoteas,
cantando la buena nueva,
la Virgen de Setefilla,
nos ha bajado una estrella.

😘😘😘🥰

diccionarioderimas.video.blog

cancerpoemas.art.blog

poemasdemercedes.com

Categorías
Amor El Cáncer en Poemas Sin categoría

Intervención (Número 1.021)

En la Cruz Roja,
antes de las tres,
no encontramos aparcamiento,
¡una vuelta!¡otra vuelta!
al fin, uno libre.
Llego al hospital,
no me atienden,
las de admisión, enredadas,
solucionando algo.
Por fin, me mandan,
a información,
una chica pone,
en mi brazo, una pulsera
y, en mi mano,
un sobre con un código.
Paso a enfermería,
el enfermero, muy atento,
anota,
los últimos detalles.
Paso a la sala de espera
hasta que, mi código, aparezca,
por Dios,
qué perfume trae,
la administrativa del cambio,
¡cómo me molesta!
En quince minutos,
mi código,
en la pantalla,
sigo la línea verde,
en la puerta de los quirófanos,
una chica me atiende,
en una salita me cambio,
un gorro, unos papis, una bata,
mi ropa, en una taquilla,
lista, en unos minutos, salgo,
la chica me lleva,
en silla de ruedas,
a la puerta de quirófano,
antes, mi marido,
coge la llave de la taquilla,
¡hasta la vista!
Los cirujanos plásticos
salen para recibirme,
para prepararme,
¡son dos! ¡muy amables!
Paso a quirófano,
me tumbo en la mesa,
un poco más hacia arriba,
me cogen una vía
en el pulgar derecho,
el pulsiómetro,
en la pierna izquierda,
el tensiómetro.
El cirujano, me dice,
ya empezamos,
yo, le contesto,
aún, no tengo anestesia,
es broma,
¿cómo te sientes ahora?
¡uy! ¡me estoy mareando!
¡un mareo raro!
y, zas, no recuerdo nada más.
Solo al despertarme:
¡todo ha salido bien!
¡tu marido, informado!
¡en un rato te vas!
¡el martes, a la sala de curas!
¡ahora, al despertar!
¡que todo vaya bien!
¡muchas gracias equipo!

4 de mayo de 2.021
😘😘🥰
diccionarioderimas.video.blog
poemasdemercedes.com
cancerpoemas.art.blog

Categorías
Amor El Cáncer en Poemas Sin categoría

PCR (Número 1.020)

Hoy, uno de mayo,
tengo que madrugar,
una PCR,
en el Hospiral Militar,
a las once, me la harán.
De camino,
bastante nerviosa,
mucho me importa
la duda, me invade.
el secreto
de un misterio,
esperpento, de un temporal,
en esta tierra de bendiciones,
el virus ha caído.
Mañana sabré,
si mi PCR , negativo da.
En la puerta del hospital,
señal autocovid,
para delante,
me muevo, como palomas,
entre los aparcamientos.
Llego dentro,
antes que yo,
un niño, en una silla,
para la PCR;
el hisopo,
le mete por la nariz,
muy pocos años,
un pequeño llanto,
después, me toca a mí.
La enfermera,
un cambio de guantes,
ya está aquí,
primero, en la boca,
luego, en la nariz,
me topo, con el asiento del coche,
PCR realizada,
una sensación extraña,
calor en la nariz,
algún líquido, lleva, este hisopo.
me lo esperaba peor.
Ahora, saber el resultado,
¡que sea negativo,
para salir, de mi operación!

Categorías
Amor El Cáncer en Poemas Sin categoría

Avanzar (Número 1.010)

Vivir, con paso lento,

en las alegrías.

Y, en las duras batallas,

la paciencia, tu vitualla.

¡Quiérete mucho!

¡Avanza!

¡Lentamente! ¡Al galope!

😘😘😘😘

cancerpoemas.art.blog

diccionarioderimas.video.blog

poemasdemercedes.com









Categorías
Amor El Cáncer en Poemas Sin categoría

Vita (Número 1.009)

Integración,
en esta bola de cristal,
maleante, con cambios,
a cada instante,
en el paraíso de la vida,
a veces, injusta,
causas-efecto,
lo llaman algunos,
otros, le dicen, karma.
No puedo decir
lo que, yo, le llamo,
me acongoja.
Algun día, hablaré de ello,
sin sonido de circunstancias,
que me hagan sentir mal.
En Despeñaperros
me veréis,
en mis cavilaciones,
en esos extremos,
donde hay alguna vida,
en esta bola de cristal
que rueda y rueda sin parar,

que gira y gira,

¡Vita!

(La vida)

😘😘😘😘😘

diccionarioderimas.video.blog

cancerpoemas.art.blog

poemasdemercedes.com

Categorías
Amor Sin categoría

Lora del Río en Sevilla (Número 1.006)

Entre los pueblos de Sevilla

una foto, al río Guadalquivir,

en este pueblo,

que lo siente, suyo,

con la sutileza,

de sus hermanos.

Lora del Río, en la Vega,

la de las dulces naranjas.

Lora del Río, en la Vega,

la de las cebollas frescas.

Lora del Río, en la Vega,

la de la luna plena.

Lora del Rio, en la Vega,

la de verdades serenas,

con el corazón encogido,

al escuchar,

los gorriones y las cigüeñas.

Lora del río, en la Vega,

la del Niño de la Huerta,

ese ruiseñor,

tesoro de los poetas.

Lora del Río, en la Vega,

la de Gracia Montes,

esa perla marina,

con voz de las esferas.

Lora del Río, en la Vega,

la de El Loreño,

ese maestro de maestros.

Lora del río, en la Vega

donde, hasta la soledad,

es bella.

Y, si vienes,

por este río Guadalquivir,

que no se te olvide:

medita y reza,

con la Virgen de Setefilla,

en la ermita serrana,

cerca de la presa.