Amor, Desamor, Sin categoría

Setefilla mía (Número 459)

Parece mentira que así sea la vida, un día arriba, un día abajo, salgo, entro, quiero, no quiero, falso, verdadero, risa, llanto... Y, aquí, se me encoje el alma; llanto que araña, mortalmente, mi entraña, ante una partida rara, la tuya, ¡Setefilla mía! ¿dónde estás? Y, por un triste desengaño, perdiste la resistencia, ¡qué rabia… Sigue leyendo Setefilla mía (Número 459)

El Cáncer en Poemas, Sin categoría

Izquierda, derecha (Número 452)

Y usa tu mano izquierda, no sabes, si algún día, dejarás de usar la derecha. Te lo digo por experiencia, no te coja por sorpresa y, no seas capaz ni de poner, en un pergamino, tu nombre junto a una fecha; sería, de verdad, una pena. Dale, desde ahora mismo, una gracia a tu mano… Sigue leyendo Izquierda, derecha (Número 452)

Desamor, Sin categoría

No existe ( Número 451)

El amor verdadero no existe, lo palpo. Los demás me quieren pero no me quieren como yo quiero que me quieran. Solamente me quieren de la forma que me quieren querer. Me quieren a su manera, no me quieren a mi manera. Y, eso, me duele, eso me desconsuela. ¡Qué difícil que alguien me quiera!… Sigue leyendo No existe ( Número 451)

Amor, Sin categoría

Un maestro ( Número 450)

Isla solitaria, algunas luces a mi derecha, ninguna a mi izquierda, relax total, de pronto, tras de mí, un murmullo, voces suaves, asustadasas al verme en ese lugar, patrimonio inmortal de una raza distinta; sólo están ahí para curiosear. Simplemente, soy una referencia para ellos, anegados, por el tormento de un triste invierno. Y, con… Sigue leyendo Un maestro ( Número 450)

Amor, Sin categoría

Átomos ( Número 448)

Mis manos hacia el cielo, con la mayor fuerza posible, transmitiendo todo mi amor, para este universo. Fuerza, fuerza, toda la energía, acumulada con mis años, hacia arriba, siempre, en conexión, con todo lo creado. Explosiones de átomos en mis manos; un toque natural, a todo lo demás. Energía, energía, cambios para mejor, desprende mi… Sigue leyendo Átomos ( Número 448)

Sin categoría

Chillar (Número 445)

Aquí esperando, sin prisa, sin pausa, con el ruido, de una desvergonzada dando gritos, en este espacio reducido, chillando, desesperada. Necesito una droga que me calme, ¡que tensión más grande! en este habitáculo tan pequeño, horroroso. No soporto más estas voces estridentes, que se instalan en mi cabeza; me hieren como dardo punzante. Y, sigue… Sigue leyendo Chillar (Número 445)

Amor, Sin categoría

Agradecida (Número 430)

En el silencio de una tardenoche, en Setefilla, después de una rica paella, a la luz del fuego, con vosotros cerca de mí, tan maravillosos, mirándome con vuestro amor, melosa mi alma, os agradezco este momento, imposible su olvido, me inunda este misterio. ¡Muchas gracias!