Impotencia (Número 1.119)


Si tu madre te dice:

¡no te conozco! ¡vete!

tu alma, se va encogiendo,

por un duro camino,

y, tus sueños,

se desvanecen.

Tú, te sientes impotente.

su mirada, te mata,

sus palabras, te hieren,

sus manotazos,

desprenden,

de tu corazón, algo extraño,

doloroso,

papeles rotos.

Sus patadas, te suben a los fuegos,

sus arañazos, marcas de portento,

Si tu madre te dice:

¡no te conozco! ¡vete!

aunque sea,

por el maldito alzhéimer,

tu alma, va por los suelos.

Si tu madre te dice:

¡no te conozco! ¡vete!

congoja y pena, tú,

llevarás, siempre.

Si tu madre te dice:

¡no te conozco! ¡vete!

el dolor, rajará, tu corazón

y, tus ojos,

ríos desbordados.

No se lo tengas en cuenta,

pues, lo que era tu madre,

voló y voló…

Si tu madre te dice:

¡no te conozco! ¡vete!…

😢😢😢

Publicado por

Mercedes

Escribo para columpiar mi alma; ella se lo merece. Y por existir me planteo el morir. Algo se mueve.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.