Categorías
Amor Sensuales

Río Bravo (Número 1.031)

Entrada en mi tercera fase,
proclamación, de un opulento cauce,
con las purpurinas de mi carácter,
entre lo salvaje del Río Bravo,
cogidos de la cintura,
en las pozas de la felicidad.
Pergaminos de amor,
cánticos de ruiseñor,
perfume de gardenias,
pastizal de chocolate con leche,
caminando,
entre nubes rosas de algodones. Equidistancia de los desamores,
alfileres clavados en dos,
en mi defensa, horrible dolor,
en mis sienes,
vapuleo de pasiones.
Génesis cada vez que me acerco a ti,
cual petunia de marfil,
en tus rodillas de nácar.
Para mí, tu eco,
en mi corazón encantado,
retumban, tus palabras,
los pasos de tu amor,
me han conquistado.
Perpetua paz,
mi mayor estado,
en la biosfera,
de nuestros compartimentos,
sagrados.

😘😘😘😘😘

Categorías
Amor Desamor Sensuales

Rosa (Número 1.029)

Tu luz, empuja,
en mi puerta,
con la descarga
de un rayo
que me alumbra,
que me da fuerza
Íntima sensación,
alegría y pasión.
Tus tormentas,
despiertan,
mis células,
una a una
y, me llevan,
a la felicidad.
Solo, al verte,
los encantamientos
de tu tempestad,
pueblan, mi cuerpo,
me nutren, con la fuerza,
de tu albedrío,
me levantas, mil palmos
del suelo, para amarte;
¡mi dulce reto!
Sin embargo,
mi existencia, me relega,
a vivir sin ti,
amándote,
hasta más no poder.
Y, día a día,
sumida, en un pétalo,
un pétalo,
de rosa negra,
por no tenerte a mi vera.
Y, me reinvento,
con mi alma de poeta.
😘😘😘😘

Categorías
Amor Sensuales Sin categoría Supra-sexo

Rococó (Número 1.025)

Entre cortinas blancas
de un humo no acabado,
con las mismas pasiones de antaño,
sin lamentos en nuestros cuerpos,
con la luna de vigía
y con las cortinas corridas,
en una noche de luna llena,
esperando, nuesta sutura caliente,
carmín de inquietudes vistosas,
en el anfiteatro de nuestra vida,
apaciguada, en nuestros camerinos
antes de nuestra obra,
veraces tus palabras
y tus manos ardientes,
palmo a palmo, recorres mi cuerpo
para el limbo de mi alma
que solloza, entre los relámpagos,
de esta noche rococó,
dentro de las maravillas,
de un alma viva, buscando,
el hilo calmante de mi boca,
el faro austero de luces,
en nuestros cuerpos
que lucen hoy, caminantes,
nutrientes del fósforo de una vela, incandescente,
con costuras visibles
y con una fuente blanquecina
con amarres en las esquinas
y, con el truco de ponerla,
chorro a chorro,
a gotear sin heridas
con un amor ardiente,
apasionante,
por estar tan vivo.

Categorías
Amor Sensuales

El amor gana (Número 1.008)

Presta conjunción

entre tú y yo,

mil batallas perdidas,

en este barco de la sabiduría.

Nosotros, desde niños,

venerábamos,

con todo nuestro cariño,

a los dioses vespertinos.

Ibamos,

hacia islas de doncellas

y de vetustas mujeres,

con el colofón gradiente,

de una plaza,

elegantona y bonachona,

filtradora de pensamientos,

nutriendo, cada día,

en su laberinto de amuletos,

lentamente y arduamente.

Nuestras manos cogidas,

hicimos un juramento,

nuestros gritos,

se fueron, por todo el firmamento.

Caminemos juntos,

en el crecimiento,

de unas nubes,

que pasean por toda la tierra.

Caminemos juntos,

en este zepelín,

de amores y de deseos,

unidos portentos.

Caminemos,

hacia la integración

de nuestros centros,

uno a uno,

en la elocuente, gracia bendita,

de este firmamento.

Lento, lento,

gradiente a gradiente,

aún, nos estamos queriendo.

El horizonte queda lejos,

el final de nuestro amor,

aún, no ha llegado.

No nos demos por vencido,

el amor, siempre gana.

Categorías
Amor Sensuales Supra-sexo

Alquimia curiosa (Número 1.007)

En el mar de tu mirada,

la dulzura de tu alma,

me llama, en la loca noche

de tumultos interminables

que se han oído de norte a sur,

indomesticables,

con la penumbra,

de vasos catalogados,

de misterios subliminales,

caminando,

entre los despropósitos

de una oscura calle,

enfrentada,

al Levante indomesticable

de unos pasos de acero,

que pesan, detrás de mi cuerpo,

cuales andantes hirientes,

persiguiendo,

el sueño de los presentes,

en la vida loca

que, me protege, del ausente miedo,

deleznable, por tus puños griegos

y por tu azmicle poderoso,

en tu fábrica de alquimia,

que va dominando,

mi alma, noche a noche,

en el camino, de la fusión,

con la tuya, amor mío,

la piedra fislosofal,

existe y brilla, en nosotros,

ascendiendo, poco a poco,

hacia la luz misteriosa,

de la vida perpetua,

de la legendaria piedra,

por los misterios, ganados,

con nuestro pacto,

de amores sagrados.

Categorías
Amor Sensuales

Molino (Número 998)

En el aire invisible,

con mis alas de colores,

voy buscando, un altar

donde, mi rezo,

borre tu nombre,

amándote,

con los misterios de la noche,

dándote más,

entre los olivos de Jaén.

Aquí he llegado

desde el bravo mar,

sollozando, por ti.

Las aceitunas moradas

caen, una a una,

por mi sorprendida cara.

El sabor de tus besos

en el molino primero,

al viento de los olivos.

Nuestras pasiones,

al son de una jarcha

entre los sabores,

del alma enamorada.

Y, en el cielo,

nuestros corazones,

alzando gritos,

por todos estos rincones.

Nos mostramos

cada día mejores,

con el punto,

en el éxtasis,

por nuestros grandes amores.

🥰🥰🥰

cancerpoemas.art.blog

diccionarioderimas.video.blog

poemasdemercedes.com

Categorías
Amor Sensuales

Lirios (Número 995)

Entre la soledad

de una caricia vacía,

entre los besos

de unos lirios secos,

entre los ojos

de una mirada traicionera,

entre los desaliños

de tu falsa verbena,

el desafío, a los dioses,

comprometiéndome

a una nueva prueba.

Esperaré, mientras pueda,

en este lugar,

alejado, del que dirán,

con una nueva temperatura

con mis versos vespertinos

y, con un soplo de aire fresco,

ante tu promesa nueva.

Paciencia pondré en mi cuerpo,

para ver, el reflejo,

de tus caricias, llenas,

de tu nueva presencia,

con tu aire en mi nuca

soplándome con fuerza

y con tu verdad

llegando a mi puerta.

Dices, que me amarás,

sin otra consecuencia.

😘😘😘

diccionarioderimas.video.blog

poemasdemercedes.com

cancerpoemas.art.blog

Categorías
Amor Sensuales

Sincronicidad (Número 994)

Encuentros,

en una bola de fuego,

con miradas, abrazos y destellos,

las mejores ocasiones

para unos amantes expertos,

curtidos, por almas sincronizadas,

que estallan,

entre las olas del mar,

chispeantes,

para festejar, la vida,

cada momento,

con sus risas y carcajadas.

Sonidos deliberantes,

de personas, que se aman,

flagrantemente,

con la locura viva,

de una droga eterna y eclipsante,

una droga fuerte y penetrante

donde, el amor, es lo preferente,

con las más extremadas auras,

de lindas personas

que, se buscan,

siempre que pueden.

Poco a poco, se reciben,

con almas de musas

y con corazones de poetas,

mirando, el horizonte,

con la misma inocencia

de un cachorro, en las manos,

de un niño eclipsado.

Categorías
Amor Sensuales

Agaves amicas (Número 993)

Entre los sauces llorones,

del cementerio de mi pueblo,

los gritos,

estallan dentro de mi cabeza.

¡Ha muerto algo de mí!

No deseo contarlo

mas la delicada aventura,

de morirme viva,

sin el aliento hostil

de acercarme a ti,

con el sin fin,

de una loca aventura

en los callados cuentos

de mi boca en tu cuerpo,

con el bocado más rico

en mis labios

y, con los lamentos,

de un carcelero.

La pasión de los romances,

los retortijones,

de una fanática canción,

por caminos perdidos

y cansados, el deterioro,

de una tierra de nadie.

Una sanación,

entre polizones de agaves amicas,

perennes,

por las exageradas contracciones,

de mi cuerpo tumbado.

😘😘😘

cancerpoemas.art.blog

diccionarioderimas.video.blog

poemasdemercedes.com

Categorías
Amor Sensuales

Antojos (Número 992)

Siento, la sutileza

de tu musa, en mis carnes,

con los mejores acicalados,

interesantes canciones,

con mis ojos, cerrados,

pensando en ti.

Te tengo a mi antojo,

junto a mi cama.

Tu cuerpo de oro,

penetrando,

por mi erizada piel,

justo delante,

de unas fuentes,

de aguas vivas,

que se deslizan,

por tu silueta espacial

y, ascienden,

por mis muslos, acabados,

en la vitrina de los espantapájaros

y, por mis pechos,

cansados, decaídos,

por ese tiempo pasado,

fuera de la memoria de algunos,

de los que me han ido acompañando,

en los momentos de mis milagros.

No sé, si a ti,

te pasa lo mismo.

Cierra tus ojos,

puede que notes

que, mi pasión, aún no se ha ido.

Tengo un enorme mar rojo

dentro de mi corazón.

El milagro del amor me acompaña,

después, de tantos caminos obsoletos.

La virtud de caminar a tu lado

me los ha ido abriendo.

Y, hoy, soy un Cristo,

sufriendo,

por un amor que huye

por mis dedos, cansados,

por amasar un pan caliente

que, ya, quema en mis manos.

No sé cómo curarme

si los tengo achicharrados.

Categorías
Amor Sensuales

Lemniscata (Número 991)

¡Oda al amor!

Sin cerrar ni siquiera mis ojos

mi alma, te lleva,

a su antojo,

en el mejor lugar de su casa,

pequeña y poderosa;

para ti, la convierte,

en una gran mansión,

con amor del fuerte,

como la lemniscata,

por quererte siempre,

ante los más adversarios caminos

que se le van cruzando.

Ella fija su vista en ti, mi amor,

mirando, a su alrededor,

lo convierte, todo,

en amor sublime,

por ti, que la engrandeces,

cual esponjosa nube de algodones,

entre las lluviosas descargas

de tormentas,

entre los papeles rotos,

frente, al ogro,

de una vida injusta

que da mieles equivocadas

y deja, despojados,

a los corazones, entregados,

a la causa del amor,

sin condición.

¡Oda al amor!

🥰🥰😘

cancerpoemas.art.blog

diccionarioderimas.video.blog

poemasdemercedes.com

Categorías
Amor Sensuales

Minotauro (Número 981)

Indiscutiblemente,

nosotros, entregados,

por los poderosos empeños,

en solidificarnos,

en nuestro nuevo estado

de callada quietud.

Por dentro, los osos,

estorban, como un gato negro,

en mitad de la noche calurosa,

asomado a una ventana,

en el sur de tu mirada.

Pospongo, mi caluroso beso,

gatificado,

con los mejores elementos,

cuando nos encontramos,

en los lúgubres,

misterios de la luna,

en la fuente agria

y, con los péndulos girando,

que, ni tan siquiera,

me han dado un alivio,

sin importar, el cansancio,

de las lunáticas cancelas,

poseídas, con Poseidon,

perdidas, en el misterio,

de Escorpión

y, llamadas a la calma,

en la noche de Libra.

Misteriosos pecados,

nos perdonamos,

tú y yo,

en la sábana de Tauro,

dormidos, en Sagitario,

cantando, con Géminis

y, destrozando, a Minotauro.

😘😘😘😇😇

Categorías
Amor Sensuales

En mi piel (Número 979)

Tiempo de amor,

en el suculento encuentro,

entre tú y yo.

Plácido temblor,

con la pieles erizadas,

cuando, pones,

tus dedos fuertes,

en mis lugares favoritos.

Y hasta, mi ombligo, se encoge,

tiritando de frío,

entre tus brazos hervidos.

Las locuras, amor mío,

llegan de tu parte,

al caudal de mi río.

😘😘😘😇😇

cancerpoemas.art.blog

poemasdemercedes.com

diccionarioderimas.video.blog

Categorías
Amor Sensuales

Ortiga (Número 967)

Entre paños y lazos de amor ,

cortados,

con las mismas tijeras

de mi corazón,

saboreando,

el primer beso que me diste,

bajo el árbol de la pasión,

intrigas de los sauces llorones

cuando, una ortiga,

les rozó,

en el frío invierno,

bajo unas nubes grises,

despojados,

de la dulce libertad

de la primavera.

Versátiles nuestros besos,

con las primeras lluvias,

en nuestros cuerpos,

pintados de cera caliente,

con la mugre,

de un cacharro usado

carente de pulcritud,

con la multiplicidad,

de una lírica noche,

que alumbra,

la arteria principal,

de la calle Larios,

besándonos, vida mía.

Hoy, aún, continuamos

nuestra trayectoria,

desde aquel mes de abril,

del ochenta y cuatro

y, para tu alma,

todavía, me sigo desnudando.

Si quiere saber más:

Vista cancerpoemas.art.blog

Vista diccionarioderimas.video.blog

Vista poemasdemercedes.com

Categorías
Amor El Cáncer en Poemas Sensuales Supra-sexo

Inter portas mortis (Número 942)

¿Qué te digo

del orden establecido,

por mis caminos fracasados,

hacia una liberación nocturna

en tus brazos,

con la parsimonia,

de las bondades de la vida,

copiosa, en nuevos estados,

plasmados,

en una farándula eterna

que permite, saborearnos,

hasta la médula,

con los mejores bufetes,

comiéndonos con placeres,

con el mundo al revés,

continuando,

con las ganas de comernos,

aún, después,

de una lenta digestión?

¡Te quiero con el alma!

¡Me amas con más ganas!

Nuestra comunión

no rompe nada.

Nuestras vasijas,

intactas.

Nuestros corazones,

laboriosos.

Y, nuestra piel,

saboreando,

las mieles de un frío invierno,

contra el hielo y la escarcha,

envueltos,

en sabia de amores y pasiones

con las ganas de llegar,

juntos,

al estiloso campo,

de la paz de la vida,

antes de ninguna partida,

ni la tuya ni la mía.

“Inter portas mortis”.

(Dentro de las puertas de la muerte).

Categorías
Amor Sensuales

Injusta ida (Número 937)

Entre los árboles,

con una mirada nueva,

detrás de una columna,

quieta,

tu silueta, se presenta,

en la imaginación de mi mente

que, todavía, te respeta,

con el único privilegio,

de soñarte, de nuevo,

en los márgenes,

de un pueblo engañado,

potente escándalo,

diversificado,

entre las perdidas nubes

de mi vida, fervientes posesiones,

entre mis dedos,

que se deslizaban,

por tu fundido cuerpo,

en las yerbas frescas,

de un río caudaloso,

corriente abajo,

con las piedras limpias

y, con los chorros calientes,

por tenerte,

con la hermosura,

del amor más fuerte.

Hoy, todo eso,

es pasado, el tiempo,

te quitó de mi vera,

en tus noches, yo, volaba

en mis caballos blancos,

con la sombra de tus besos,

en mi boca y, con la sordera,

de los amores empedernidos

que, alimentaban, mi carne rosada

y, tu calma, se hizo latente

hasta que te fuiste,

sin poderte quedar,

amor mío,

sin más equipaje

que, el amor,

que, yo, te pude dar.

Categorías
Amor Sensuales Supra-sexo

Brindis (Número 933)

Entre las majestuosas nubes,

con los querubines encendidos,

en el colmo de un día de verano,

hambriento,

en los corredores de una muerte lenta,

por amor del bueno.

Las especialistas del cosmos,

entre dientes,

susurran lo que me como de ti.

Esas lindas sensaciones

que siento junto ti.

Esas grietas

que cierro, en mi cuerpo,

al sentarme junto a tus carnes.

Pierdo mis colgajos,

el nerviosismo, se adentra,

por mis mejores manjares.

Siento,

la mismísima lumbre del amor,

cerca de mis brazos

y, mis piernas,

atosigadas, se paralizan,

frente al asombro de verte.

¡Ni para delante!

¡Ni para detrás!

¡Inmóviles!

Los mares, voltean su sal,

encima de mí,

para que me agite junto a ti

y, el verbo de amar,

sea una realidad.

Amándonos en este bello oasis,

caramelizado,

entre las nubes mágicas

del cielo estrellado,

con los consumos afortunados,

de un brindis,

por lo que nos está pasando,

amor mío.

¡Felicidad!