Ayuda ( Número 382)

Pues esta pena mía contigo la desahogo. Mi corazón, casi muerto, no se repone del todo, vagabundo por las noches, lobo solitario, vítores sin piedad, sufrimiento elevado en mi pecho desesperado. Y no cojo el sueño y lloro desconsolada, por eso, yo te lo pido, ayúdame amor mío. No me abandones en este camino, ya …

Lucha ( Número 381)

Lucha, tú siempre lucha. Si te ves enraizado en la derrota, mira hacia arriba, mira hacia delante. Y mira la brillantez de la luna, cada noche, con su fortaleza, cabalga, a la sombra del sol y, él, la anula cada día. Y se burla de ella, por ser más radiante, mas, ella, la luna, en …

Pichones (Número 380)

Pichones, pichones nuevos, en este extremo de mi sueño. Pichones, pichones flagrantes, con la similitud de nuestros cuerpos, pendientes de un cuerno de unicornio, muestra de nuestro contraste, desnutrición en mi cuerpo, con vil cal viva, con un zig zag zaguero, desmoronando mi talento por aquel desprecio que sentí, justo en mi corazón, por lo …

La parca (Número 379)

Y no un día más, sí, un día menos, la parca, recorta terreno. ¿Cómo engañarla? aún, sin saberlo. Ningún párroco de pueblo, ningún obispo de ciudad, ningún hombre de bien, ningún usurero de mal, ningún filósofo inteligente, ningún antropólogo coherente. Nadie sabe cómo hacerlo, tanto discernir en ello, pensamientos, pensamientos... Pobre de mí, me queda …

Bolondrón ( Número 378)

Fuera esta vida quisquillosa, mamadera animada, entre paredes oscuras de mi mente, en un mundo disparado por la falsedad, comuna principal de tortolitos, imaginando un amor inexistente, en los prados magistrales, de una vereda ausente que lleva al cambio tajante de una vida mundana, perdida entre solitarias mentiras que me hipnotizan sobre tu gran estigma …

Mis ojos ( Número 377)

Mis ojos hacia la tierra, algo nuevo sale de ella, con un temperamento de santo. Mis manos tocan, con su manto, hasta hacer que mi espíritu se eleve hacia el cielo y toque, con suaves caricias, todo lo que me rodea, hasta las blancas nubes que se mueven hacia mí, suavemente. Mis ojos hacia el …

Mi Ángel (Número 376)

Mi niño, qué pena más grande, la alegría de tu familia, cuánto dolor, sufriendo todos por ti. Esta mala hora, en este catorce de mayo, te ha llevado a tu final... o a tu principio. Mi niño, en la flor de tu vida. después de tanto sufrimiento, después de los trances malos en tu día …

Parguela (Número 375)

Tus átomos voletean cerca del mar de mi dolor, con el semblante de un alma en pena. Sentencias mi vida, fuera de esta órbita terrestre, destinada al cambio. Mi alegría se esfuma entre los mares. Tu farsa, imponente, me da un miedo atroz. Tu amor se ha hecho hielo, se va derritiendo entre mis dedos, …

Mi mayor lujo ( Número 374)

La petunia de tu amor me pide perdón, en el claustro del hondo calor, que me da tu corazón. Y casi reviento ante tanta pasión. Y lo que tú no sabes es...lo que te quiero yo. Y, cada vez que no te tengo, muero y renazco con tu amor. Mi mayor lujo, cuando me haces …

Yo lo soñé ( Número 373)

Yo, una vez, soñé que estuve a tu lado. Yo, una vez, soñé que te amé bajo la luna, con las estrellas de fondo, con el lago como espejo con la hierba como suelo, con mis manos, en tu cuerpo, comiéndote a besos, sintiendo tu pecho, soñando despierta, tocando tu piel que me dejó boquiabierta, …

Barquero ( Número 372)

Y, en el puente del río, tu brío enciende mi fe. Llegas desde una colina, maravilla de tu ente. Río soñado en mis cuentos, río del alba, río atemperado con el cuerpo de betún; claro betún, una mano de marrones verdosos que se hacen más claros con el auge de tu curso. Y, cuando llegas …