Escribe (Número 346)

A escribir,

amor mío;

saca esa tortura

que te machaca.

Expresa tu dolor,

tu rara sensación;

te llega desde otro lugar,

desde otra galaxia,

en la que tu corazón,

se condensa

dentro de una cápsula

lagunar,

ponderada por el sol

que te achicharrra.

Allí, donde yo sé

que tú me amas…

más que ayer,

menos que después.

Mi amor, agarra mi mano,

yo te apretaré

con toda la fuerza

de nuestra galaxia,

mi amor,

siempre lo haré,

por ti, por mí,

por nuestro amor.

Humo, humo ( Número 345)

Blindo mi corazón,con este resguardosimulado de un día de abril,con espanto entre mis brazos,libre pájaro.Me codeo, con la más alta noblezade mi vecindario, sin ganas,para no verte.Te puse de patitas en la calle;yo, me marcho, sin pensarlo,hasta París, no quiero estar aquí,no permito tus malas maneras.Y, hoy, no vengas con tu disimulo;yo sé quién eres,he Estado a tu vera.Así que…humo, humo,tierra de por medioy no te acerques más.Tienes una orden de alejamiento,mal nacido, vete hacia otro lugar;bastante grande es este continente.No imaginaba la necesidad de huír;desgaste en mi corazónpor tu mala casta,por tus malas maneras.Y no vengas a París…en toda tu vida entera.

Zepelín (Número 340)

Filigrana

en este mes de abril,

radiante.

Un zepelín, con una tunda

en esta cabeza de alfil,

me da tantas vueltas,

como el tío vivo de la feria.

Y miro la quietud de las palmeras,

un mareo,

viste de gravedad mi cuerpo.

Y, en un segundo, inmóvil,

yaciendo en el suelo.

Tengo miedo a perderte

después de sentirme

pequeña, vulnerable…

Sé que no soy eterna,

quizás,

no llegue ni a la vejez,

¿quién sabe?

Sólo sé que ahora

te recito este triste poema

llena de una tremenda pena.

Y si tú lo escuchas

es para ti, mi amor;

amor de mis mil maneras,

amor de mi soliloquio,

amor de mi aventura,

amor de mi compañía,

amor de mi vida entera.

En el desván (Número 338)

A diario,paro en tu puerta,no sé el colorde su pintura;yo sólo séque te amo con locura,simposio de mi vida.Mi amor por tino tiene cura,no relajo mi compostura.Vivo,con el tronío de tu amory, con tu alma primorosa,que me acompañahacia la luna.Contigo…al cielo;hacemos el amorcon arte, con salero,nos amamosen el desván de los cielos,nos tumbadosen el pajar del firmamento.Amor mío,cuánto te quiero.

No te conozco (Número 337)

Y una voz del más allágrita mi nombre,cual águila imperial,en un vuelo diurno,voraz por tomar a su presa,ya elegida.Y, así, escucho mi nombre,con mucha garra,con mucha seguridad.Y no quiero escucharlo más,aún, me quedan cosas por hacer,bastantes, por cierto.Tengo miedo,deja de gritar mi nombre,¡no me llames más!Estás confundido,¡piérdete por el más allá!Te lo suplico,¡aquí no vengas más!Tengo miedode oír mi nombreen tu voz,irreconocible para mí.Por favor,no me llames más,aléjate de mí…no te conozco de nada.

Mi canción favorita (Número 335)

Oh, mi mejor canción me visitay, con nostalgia,toca mi espalda dolorida,por esta invalidante artrosis,que mutila mi cuerpo.Y no puedo ni levantarme;en un sillón, hundido,por el peso de mis años,de mis kilos.Linda canción bailaba yo,con mis amigos de adolescencia,en la feria del ochenta y seis.Y, algunos, no están;se fueron…camino de la eternidad,camino del no estar.Y, con eso, no puedo.Y, esta canción, aún más,me los recuerda.Y, en mi tiempo pasado,tiempo espléndido,mis piernas disfrutaban.Yo, me creía inmortal,delante del espejo.Y, hoy, ni siquiera,me pongo delante,ya…ni puedo.

Posibilidad (Número 333)

Cuántico amor,

retirado de mí,

en tu rol de impostor,

te quitas de enmedio,

se te olvida mi amor.

Cuántico amor,

yo, sólo una probabilidad

entre millones.

Tú no me indicas

tu dorado camino.

Por todo el continente,

una tormenta de tu energía,

se mueve,

con la energía del sol,

gravamen puro de amor,

turbulencias, en mi barco de vapor,

que va detrás de ti,

muerta de dolor.

Y te dedico

este pusilánime momento,

llanto rasgado.

Ya es tarde, tu morada,

ocupada ya,

por otro amor de posibilidades,

hecho realidad,

llegó antes que yo.

Tu amor, sólo una posibilidad,

ante la majestuosidad

del cuántico amor,

manjar de la naturaleza,

momento de oro…

Tú, puedes estar

junto a mí,

cabe esa posibilidad,

mi amor,

un mar… de posibilidad.