Amor, Desamor, Sin categoría

Setefilla mía (Número 459)

Parece mentira que así sea la vida, un día arriba, un día abajo, salgo, entro, quiero, no quiero, falso, verdadero, risa, llanto... Y, aquí, se me encoje el alma; llanto que araña, mortalmente, mi entraña, ante una partida rara, la tuya, ¡Setefilla mía! ¿dónde estás? Y, por un triste desengaño, perdiste la resistencia, ¡qué rabia… Sigue leyendo Setefilla mía (Número 459)

Desamor, Sin categoría

No existe ( Número 451)

El amor verdadero no existe, lo palpo. Los demás me quieren pero no me quieren como yo quiero que me quieran. Solamente me quieren de la forma que me quieren querer. Me quieren a su manera, no me quieren a mi manera. Y, eso, me duele, eso me desconsuela. ¡Qué difícil que alguien me quiera!… Sigue leyendo No existe ( Número 451)

Amor, Desamor

Indiferencia (Número 444)

Y, tu indiferencia, me duele, una herida con cal viva y, no se me cura, con nada de esta vida. Y, tu indiferencia, cada día, cada vez que abro mi correo, cada vez que miro mi Facebook, cada vez que de noche leo. Y, tu indiferencia, mi llanto, sin una ayuda, para este inmenso dolor… Sigue leyendo Indiferencia (Número 444)

Amor, Desamor

Cada roce ( Número 440)

Sobre ti pongo mis manos, débiles, atraso de este año, por este dolor tan fuerte que va a mi lado, yendo, incluso delante de mí, por prados verdes de atrevidas posturas, indelebles. Me quitan la vida, me dan por vencida, en esta mera rutina de mi vida, estricta cumbre. Y, hoy, delante de un fantasma,… Sigue leyendo Cada roce ( Número 440)

Amor, Desamor

Agapantos ( Número 439)

Agapantos junto a tu hogar donde te voy a buscar, en una trágica muerte de amor disidencia entre tú y yo, tragicomedia de un amor, incuso dentro de un botón donde tu camisa, jamás, se desabrochó. Y, mirando al mar, sin estar allí, aparezco yo, en un ir y venir de olas chocando contra ti,… Sigue leyendo Agapantos ( Número 439)

Amor, Desamor

Puerta cerrada ( Número 437)

A ti te quiero contar mi sufrimiento en la vida, todo, por un sin amor que de entre las muchas rosas del paraíso, conmigo se pinchó. Y, mis púas, en ti se clavaron, cual siniestro en hora punta, al despuntar la mañana, con alcohol máximo en sangre. Y, tú, huías de mí como un colibrí,… Sigue leyendo Puerta cerrada ( Número 437)

Amor, Desamor

Nardos (Número 423)

Me descompongo, en un desconocido mundo, entre Osorno y Caravaca de la Cruz, desvirtuando mi rutina, en un escaso control, demorado, por tu espíritu inacabado, en Bárboles, en un limbo de nardos para mi fiera, caza de brujos, a mi manera. Desde hace algún tiempo, unos mil años, tú mismo te lo consideras; eso me… Sigue leyendo Nardos (Número 423)