Descarga (N煤mero 956)


Triste guasa,

en esta situaci贸n,

impresionante,

el amor, el de antes

se fue y no vino,

se lo llev贸, el agua,

de un fr铆o r铆o.

Desemboc贸,

en un mar vespertino,

se puso turbio.

Los peces del fondo del mar,

se asustaron.

Los delfines,

se quedaron quietos.

Y, la ballena, no crey贸

lo que le dijeron,

sigui贸 en su loco zoco.

Las turbulencias

se hicieron raudas, veloces.

Las estolas de las nutrias marinas,

dejaron de moverse,

隆no son como antes!

les lleg贸 la tristeza,

frente a la cruda realidad

de un manto de ca铆das hojas,

en mi coraz贸n,

que, ya, no te toca,

entre las s谩banas muertas,

de mi cama vac铆a

y de mi vida loca.

Para saber m谩s:

Vista cancerpoemas.art.blog

Vista diccionarioderimas.video.blog

Vista poemasdemercedes.com




A %d blogueros les gusta esto: