Amor, Sin categoría

Empirismo (Número 1.160)


Pudiente dolor,

en brazos,

de una calmada soledad,

dentro,

de los empirismos muertos,

sonriente, por dentro,

por fuera, ausente.

La vida, pasajera,

contamina mis penas,

dulcifica mis flores.

El oro, muerto,

la pesadumbre,

dormida,

entre un bullicio, desbordante,

con las mejores galas,

en las fiestas del norte y del sur.

La vida, distinta,

la de ayer, la de hoy,

la de mañana…

Todo, gira,

en una tolerancia mágica,

¿quién lo diría?

El peor postor, me llega,

¡por la espalda!

¡no me derrumba!

Detrás, las fechorías,

muertas, en un desdén,

que me consuela.

A ti, te tengo delante

y, mis fracasos, me saben,

a estridentes desconsuelos,

muertos,

por un hambre calmante

y por una buena historia,

de heridas curadas,

en el estrepitoso margen,

de mi vida, forjada,

a hierro y plomo,

en mis carnes saciadas…

🥰🥰🥰🥰🥰

9 comentarios en “Empirismo (Número 1.160)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.