Aburrimiento (Número 1.137)


A don Sancho Panza,

mis problemas,

les hubiesen parecido,

livianos.

Mis andanzas,

por este trotadero,

de una vida rara,

con casi todo, en la mano

y, la mente, buscando algo,

(lo que hace el aburrimiento).

El problema insignificante,

tan enano, yo, mirando,

desde la azotea

y, los árboles,

bailando con el viento,

mi cabeza,

con un ajetreo delincuente,

queriendo perpetrar,

algún simulacro,

algún contrabando,

alguna carrera,, alguna huida,

en estos días donde,

la abundancia, abunda,

en cada esquina,

marabunta por las ciudades,

deshechos, por los campos,

el abuso, en todos lados

y, mi mente, trajinando.

Sancho Panza ¿me escuchas?

Dame un consejo,

amigo Sancho,

detrás de tus pasos,

la sabiduría tuya

y la de tu amo.

Dime tú,

¿en qué me estoy equivocando?

🥰🥰🥰🥰

Publicado por

Mercedes

Escribo para columpiar mi alma; ella se lo merece. Y por existir me planteo el morir. Algo se mueve.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.