Hazaña (Número 1.136)


Diferente momento,

ingrato documento,

con los rodeos,

hacia los misterios,

en la noche, de los amantes,

sin parar de darse besos.

El amor, ese sello,

para ellos,

con la calidez,

de una furia corrediza,

sana, corpulenta.

Amor, entre los veleros,

entre los naufragios,

de años y años.

Hoy, una nueva palabra,

emerge,

de las oscuridades del mar

y, se decanta,

por sueños cumplidos,

por amores no enmudecidos.

Congratulaciones,

con gran esperanza,

con un alimento nuevo,

condecorado,

con bellas vitrinas

de diamantes y de circonios.

Amantes uno a uno,

en vuelo, con sus mejores galas,

con panderetas engalanadas.

Un aplauso fuerte,

sin retorno, para ellos,

por sus especiales momentos.

El amor, triunfante,

entre las grietas difuminadas

de una estrella, fugada,

hacia palios, dignos,

por amarse,

en cualquier encuentro,

con el impulso,

de las aguas bravas.

Yo, brindo, por ello,

unicornios, en los fuegos,

moralejas concomitantes,

pólvora alucinante,

hacia la vereda de las estrellas

y, una vetusta pareja,

amantes de los cóndrulos,

disparos, en los tornos,

siderales, sin el destierro,

cumpliendo, su bello sueño,

el amor… ¡sin ningún miedo!

sea del norte, sea del sur…

sea una hazaña,

sea un misterio…

🥰🥰🥰🥰

Publicado por

Mercedes

Escribo para columpiar mi alma; ella se lo merece. Y por existir me planteo el morir. Algo se mueve.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.