Amor, Desamor, Sin categoría

Orden de alejamiento (Número 309)

Dónde voy, si lo mío, no es ir. Sinuosa, entre nardos olorosos, me sirven, para tu adiós, siempre y cuando, no te vea, en ese mismo instante, en el que, te has embarcado, hacia un rumbo delirante. Te atreves a censurarme, si, tú, no sabes mi verdad, ¿por qué lo haces? Mi siniestra verdad, en… Sigue leyendo Orden de alejamiento (Número 309)

Sin categoría

Sin excepción (Número 305)

El tiempo, cura mi herida, un puma arrodillado, una caída, en su esencia viva. El tiempo arrastra, el peor lodo, de mi amargo sentimiento, de mi daño por dentro. Me acerca, con tiempo, al único precipicio que existe en este mundo, al único misterio inequívoco de la vida, así es el tiempo. Me lleva, poco… Sigue leyendo Sin excepción (Número 305)

Amor, Sin categoría

Andalucía (Número 301)

No sueño, mi suerte, abrir mis ojos, cada día, en mi genial Andalucía. Su claro sol, me llena de frescura. Su duende atroz, eriza mi piel, al ritmo de bulerías, de flamenco, de poesías. Sus paisajes, me columpian, ¡por cielo! ¡por tierra! Sus mares, me acompañan y, con su energía, me atrapan. Mis ocho amores,… Sigue leyendo Andalucía (Número 301)

Sin categoría

Te peinas (Número 283)

Te asomas, a un espejo imaginario, ¡tanto te lo crees! ¡qué subidón! ¡te crees superior! Y te atraviesa el orgullo, ¡miras a tu alrededor! ¡no ves nada mejor! ¡inigualable! te dices, ¡soy el mejor! ¡yo! Madre ¡qué desesperación! Y, el hundimiento de tu alma, sin esperanza, ¡vueltas! ¡más vueltas! mientras, tú, mirándote al espejo, te… Sigue leyendo Te peinas (Número 283)

Sin categoría

Sin mi firma (Número 282)

Apócope de terror, estremecedor, en mi vasta, en mi callada cuna, con las andanzas, de mi locura, que, me incitan, a volar, en otra dimensión. Quizás, algún día, antes de mi muerte, lo consiga y, corrobore, la existencia, de esa laguna mental, que, cada vez, acota mi mente, ¡con más bravura! Cada día, me clava,… Sigue leyendo Sin mi firma (Número 282)

Sin categoría

Mi amiga (Número 279)

Ilusión de mi niñez regreso a tanta inocencia, a mi limpia dulzura a mis juegos en las praderas. Y, con mi amiga de corazón, ¡historias de salvación! ¡sin miedo a lo no conocido! ¡sin miedo a lo perdido! ¡sin miedo a un cambio! Y penetro, en la magia de la vida, magia bella. Y pido,… Sigue leyendo Mi amiga (Número 279)

Sin categoría

Vida (Número 278)

¡Tierra sagrada! ¡Árbol solapado! ¡Matorral petrificado! ¡Flor coloreada! ¡Mata pincelada! ¡Ganado encantado! ¡Río marinero! ¡Cielo aventurero! ¡Ave diurna! ¡Búho nocturno! ¡Sol plateado! ¡Luna dorada! ¡Estrellas eclipsadas! ¡Planetas volantes! ¡Satélites elegantes! ¡Mar dulcificado! ¡Agua dulce! ¡Gaviota salvaje! ¡Ola inquieta! ¡Pez polizón! ¡Arena fresca! ¡Viento suave! ¡Concha viva! ¡Naturaleza plena! ¡Mi silueta, en el ramal, de una… Sigue leyendo Vida (Número 278)

Sin categoría

Otro cauce (Número 263)

Un soplo de verdad, en una copa de mentiras, infame copa, que se derrama, en otros lagares, tras la ceniza de manantiales que llegan a tu vida, causa de otros males. Tu esperanza, inacabada, se desvanece, a manos, de otra causa, ¡te destrona de tu trono! ¡ya no te pertenece! ¡te quedas con la boca… Sigue leyendo Otro cauce (Número 263)

Sin categoría

Levantar la mano (Número 262)

Poncio Pilatos levantó su mano. Hoy, no se imagina esa magnitud. ¡Causa de dolores, en corazones nobles! Reglas inhumanas, en almas de sabiduría celestial, que indagan, en las consciencias, de una loca sociedad, desfasada de todo mal, con la insurrección de la maldad, ¡con el enfrentamiento abismal, entre seres humanos! Y, Poncio Pilatos, ¡levantó su… Sigue leyendo Levantar la mano (Número 262)

Sin categoría

Alegría (Número 251)

¡Alegría! ¡Alegría!Vengo,a sonreír contigo,a compartir,amores y sabores,¡nuestros tesoros!¡ángeles de colores!¡Alegría! ¡Alegría!Te daré mi risa,el encantamientode mi  corazón.Aflojaré mi rostro,haré frente a mi pesar.Cantaré para ti,haré frente a mi vida.Y, con acordes de pianoy, con notas de acordeón,empezará mi función.Le pondré a mi canción,un sinfín de licores.Buscaré tu beneplácito,no seré un alma desolada.Y te cubriré de… Sigue leyendo Alegría (Número 251)

Sin categoría

Ángeles bellos (Número 250)

Terrones y terrones, una batalla contrarreloj, terrones de tierra despedazados, segundo a segundo, sin parar, en una quimera de días que se apodera de la pena de todos. Y, nos aviva, el sagrado tesoro que tiene las entrañas de la tierra ¡cuántas largas horas de tristeza! Y, se acompaña, por la serenidad de un Ángel… Sigue leyendo Ángeles bellos (Número 250)

El Cáncer en Poemas, Sin categoría

No quiero congelados (Número 245)

Un día, otro díay, así, de espera,van once.Veo una nebulosa,entre mi sery, entre la noticia,que espero no recibir,¡ni hoy! ¡ni mañana!¡ni pasado!Así, se me hacen los díaslargos y largos.Hoy, mi teléfono sonó,a eso de las doce y treinta.Me puse a temblary, al decirme,que si quiero congelados,los mandé al carajo.¡Lo siento! ¡No es día dellamarme!El mes… Sigue leyendo No quiero congelados (Número 245)

Sin categoría

Victoria (Número 240)

Esta vereda, tan salvaje, aúlla dentro de mi mente y muerde, ferozmente, mis conexiones. Y me hace soñar, como un terrible arácnido demoledor, dentro de su tela protectora. Y corroe mis dominios, sin dejar de alentar, mi sobria pasta carnicera, en la clara misión, de lapidar, esta confusa vida interna, para zarandear, mi corazón, entre… Sigue leyendo Victoria (Número 240)

Sin categoría

Lo que te quiero (Número 238)

Y, todo mi amor, para ti, tú, el caldo de mi vida. Triplico mi sentimiento cada vez que me miras. En el río fresco, tu reflejo. En la luna clara, tú que me amas. En el agua salada, tu bella estampa. En el sol dorado, tu gran abrazo. En el verde campo, te amo y… Sigue leyendo Lo que te quiero (Número 238)

Amor, Sin categoría

Comentando (Número 230)

Ya te iré comentando el camino de mi vida. Tú sabrás, quién me cuida cada día. No perderás la senda que me une a ti, ¡eternamente perdura! En mi corazón, domina la desventura, al perderte, en una tonta locura, en esa tarde nociva, al engañarte, mi vida. Y ¡adiós a tus noches de pasión! Y… Sigue leyendo Comentando (Número 230)