El Cáncer en Poemas

No quiero congelados (Número 245)

Un día, otro día

y, así, de espera,

van once.

Y ves, como una nebulosa,

se levanta, entre tú

y entre la noticia

que esperas no recibir,

ni hoy, ni mañana,

ni pasado.

Y, así, se te hacen los días

largos y largos.

Y, hoy, mi teléfono sonó

a eso de las doce y treinta.

Me puse a temblar

y, cuando me dicen

que si quiero congelados,

los mandé al carajo;

lo siento no es día de

llamarme,

el mes que viene, quizás

te haga un pedido

en condiciones,

mas hoy no me llames,

adiós, “con Dios”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s