El Cáncer en Poemas

Curas (Número 246)

Pues, entre curas y curas,

esa dura espera.

Deseo que no suene

mi teléfono,

lo deseo

con la fuerza de mi alma,

que no suene,

que, si no, malas noticias

me darán.

Quizás… me llamen

para sentenciar mi muerte,

en días, en meses.

Quizás… me llamen

para que tome fuerzas

y, haga frente,

a una dura batalla,

que me salvará.

Quizás no,

quizás… mis células crezcan,

de manera equivocada,

yo lucharé contra ellas.

Que no me llame nadie

en unos días, por Dios

que no…que no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s