Sin categoría

Te peinas (Número 283)

Te asomas a un espejo imaginario,

tanto te lo crees,

¡qué subidón!

te crees superior.

Y te atraviesa el orgullo,

miras a tu alrededor,

no ves nada mejor,

inigualable, te dices,

soy el mejor, yo.

Madre ¡qué desesperación!

Y, el hundimiento de tu alma,

sin esperanza, vueltas,

más vueltas,

mientras tú,

mirándote al espejo

te peinas, te peinas…

Narcissus polar ice.

(Narciso polar frío)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s