Te peinas (Número 283)


Te asomas,

a un espejo imaginario,

¡tanto te lo crees!

¡qué subidón!

¡te crees superior!

Y te atraviesa el orgullo,

¡miras a tu alrededor!

¡no ves nada mejor!

¡inigualable! te dices,

¡soy el mejor! ¡yo!

Madre ¡qué desesperación!

Y, el hundimiento de tu alma,

sin esperanza,

¡vueltas! ¡más vueltas!

mientras, tú,

mirándote al espejo,

te peinas, te peinas…

Narcissus polar ice.

(Narciso polar frío)

Publicado por

Mercedes

Escribo para columpiar mi alma; ella se lo merece. Y por existir me planteo el morir. Algo se mueve.

Un comentario en «Te peinas (Número 283)»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.