Sin categoría

Sin mi firma (Número 282)


Apócope de terror,

estremecedor,

en mi vasta,

en mi callada cuna,

con las andanzas,

de mi locura,

que, me incitan,

a volar,

en otra dimensión.

Quizás, algún día,

antes de mi muerte,

lo consiga

y, corrobore,

la existencia,

de esa laguna mental,

que, cada vez,

acota mi mente,

¡con más bravura!

Cada día, me clava,

¡más clavos!

esta tremenda duda.

Tal vez,

me confunda,

en esa locura,

a la que, siniestramente,

me llevará mi sepultura,

¡sin escapatoria!

¡no hay duda!

¡confirmado queda!

¡pactado con la naturaleza!

¡escrito, sin mi firma!

¡sin mi consentimiento

informado!

pero, a ver,

¡me ha tocado!

Y tú ¿te lo has preguntado?

Positum et suspensum

(Cosas suspendidas y colgadas)

1 comentario en “Sin mi firma (Número 282)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.