Categorías
Sin categoría

Lo que te quiero (Número 238)


Y, todo mi amor,

para ti,

tú, el caldo de mi vida.

Triplico mi sentimiento

cada vez que me miras.

En el río fresco,

tu reflejo.

En la luna clara,

tú que me amas.

En el agua salada,

tu bella estampa.

En el sol dorado,

tu gran abrazo.

En el verde campo,

te amo y te canto.

En el cielo claro,

me das tu mano.

Y, con canciones de París,

me haces el amor, allí;

en el Sena, sin fin.

Y, con los animales del

bosque,

tú que me coges.

Y, yo, amándote,

¡siempre!

con la desventura

de no tenerte,

¡nunca!

con la tristeza de mi soledad

y, con la necesidad de

amarte,

en la fábrica de mi amor,

en este universo,

solo, al pensar, que te tengo.

Amado mío,

ya sabes,

¡conoces mi fortuna!

¡lo que yo te quiero!

¡mi corazón, en destierro!

“In exsilium”

(En exilio)

Por Mercedes

Escribo para columpiar mi alma; ella se lo merece. Y por existir me planteo el morir. Algo se mueve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .