Sin igual (Número 237)

Parten las guías nocturnas

a la despampanante

estratosfera, culmen

del interior oculto

de mi vereda.

Silbidos al oeste de mi mar

y, con la necesidad

de oír tu cántico,

con el expectante

cuadro inmóvil

de tu calavera mutante

que arde, despiadada,

hacia el termal bálsamo

de mi piel

y, tambalea, cuando te veo

a mi vera.

“Intrepidus momentum”

Momento sin igual.

Publicado en Amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s