Libres ( Numero 12)

Pájaros de luces,
traslúcidos,
en vuelo libre
desde mi alma,
cansada,
de tu espera,
cansada,
de tu desamor,
pájaros relegados
a un plano
de tu olvido.
Y con el hastío
de una noche invernal,
una noche sobria,
mis pájaros se tornan
valientes,
hartos de tu espera,
oscura espera…
cercada espera.
Y buscan lo diáfano.
Y buscan el mar.
Y buscan la libertad.
Mis pájaros,
ya libres,
como tú.
Mis pájaros,
con libre albedrío,
no miran atrás,
libres
y así vuelan ya,
libres.

Lineal (Número 10)

Y por qué sigo
en esta línea,
nefasta,
que me separa de ti.
Y por qué sigo
en esta línea,
nefasta,
si sólo me da
sufrimiento,
en su esplendor.
Y por qué sigo
en esta línea,
nefasta,
si sólo miro tu cara
y escondo
mi triste mirada.
Y por qué sigo
en esta línea,
nefasta,
sino me sirve de nada.
Y por qué sigo
en esta línea,
nefasta,
en la que tambalea
mi alma.
Y por qué sigo
en esta línea,
nefasta,
que a ti tanto
me ata.
Y por qué…
Y por qué…

Lejanía ( Número 6 )

Tú escapaste
aquella tarde
lúgubre,
indeseada para mí,
mal momento.
Y, ahora,
yo, tan débil,
sin aliento,
en mi estado
moribundo,
en aislamiento,
mi final.
Y, tú, te muestras
cobarde
con tu alarde.
Y tu mirada
se perdió
al mirarme,
en la lejanía
de no amarme.