Sonetos

Gatos (Número 115)


Y, los gatos, aullaban

en la noche clara,

por el augurio

de nuestro profundo trote.

Y, he aquí, el secreto

de aquella noche misteriosa

donde, tú, te presentas

con tu cara de indígena,

desarmado.

Y me reclamas,

el amor que te negué

por aquellos años,

en los que yo andaba perdida.

Y, justo, al sentirme

se te caen dos lágrimas

sobre mi pecho

pues, yo, ya estoy

desnuda, sin pijama,

mi amor.

Y, esta vez, yo no te digo que no.

0 comments on “Gatos (Número 115)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: