Avatar (Número 60)

Pícara tu vida,
con trueque de serie
y tu estado avatar,
en una mudanza hacia
tu triste caserío
donde yo contemplo
ese avatar,
esa imagen real
de tu interior, transparente.
Y, sin embargo,
el tambaleo de tu ser
te hace una marioneta parturienta de gravámenes, mortificados,
hacia la ubicuidad
en tu intemperie
donde tú te pones
para verme.
Y así, sin ninguna duda,
yo te he dicho adiós,
yo te he calificado,
en mi ser,
como un abandonado teclado
de cuerdas
para no tocarlas,
jamás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s