El amor que te tengo
hierve
por todo mi cuerpo,
¡qué calor!
un volcán en erupción.
Su lava caliente
achichara mis raíces,
golpea en mis carnes
con fuerza bestial.
Y con esa tensión,
pitidos en mis oídos,
en mis ojos, ceguera.
Y, justo ahora,
corro a decirte
que te amo,
corro a pedirte
un abrazo
hasta que mi potencia,
amor,
se detenga… de nuevo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: