Amor

Ayuda ( Número 382)

Pues esta pena mía

contigo la desahogo.

Mi corazón, casi muerto,

no se repone del todo,

vagabundo por las noches,

lobo solitario,

vítores sin piedad,

sufrimiento elevado

en mi pecho desesperado.

Y no cojo el sueño

y lloro desconsolada,

por eso, yo te lo pido,

ayúdame amor mío.

No me abandones

en este camino,

ya me he perdido

por callejones oscuros.

Dame tu mano,

arrástrame a la salida,

abrázame que tengo frío

y, un miedo atroz,

se ha hecho mi amigo.

Ayúdame amor mío,

dame tu cariño,

muéstrame un camino limpio.

Y quiero que tú me lleves,

en volandas por el río,

y que mi pena se vaya,

tan pronto como ha venido.

Compréndelo tú amor mío.

1 comentario en “Ayuda ( Número 382)”

  1. Reblogueó esto en SER+POSITIVOy comentado:
    (…)
    “Ayúdame amor mío,
    dame tu cariño,
    muéstrame un camino limpio.
    Y quiero que tú me lleves,
    en volandas por el río,
    y que mi pena se vaya,
    tan pronto como ha venido.
    Compréndelo tú amor mío.”

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s