Amor

En el desván (Número 338)


A diario,

paro en tu puerta,

no sé el color de su pintura,

solo sé, que te amo con locura,

simposio de mi vida.

Por ti, mi amor,

no tiene cura,

no relajo, mi compostura.

Vivo,

con el tronío de tu amor

y, con tu alma primorosa

que, me acompaña,

hacia la luna.

Contigo, al cielo,

hacemos el amor,

con arte, con salero.

Nos amamos,

en el desván de los cielos.

Nos tumbamos,

en el pajar del firmamento.

Amor mío,

¡cuánto te quiero!

1 comentario en “En el desván (Número 338)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.