Amor

Medias tintas (Número 269)


Y, no me vengas,

con tus medias tintas

a hablarme mal de nadie.

No atenderé tus palabras

malsonantes.

Solo, palabras bellas,

para todos mis amantes.

Ninguna sorpresa,

siempre, con ellos.

Mi urgencia,

¡quererlos!

lo demás, ¡atrás!

Y sigo mi curso íntegro,

¡cierto!

Así que no me vengas,

con trolas, de otro lugar.

Yo también sé desaparecer

en un plis de plas,

sin dejar,

ni una sola huella

para, después, delatar.

1 comentario en “Medias tintas (Número 269)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.