Amor, Supra-sexo

Trotamundos (Número 249)


Voltios de Jerusalén,
activos, en mi trapo nuevo.
Navego, en este
ostracismo de tu barco,
indicio que me posterga
al trémulo impostor de tu
soledad,
en voluptuoso y en opaco
limbo para retornar a tus
sensuales brazos,
integradores de una burbuja
chispeante, en tus venas de
estimado señor.
Trotamundos,
bienvenido a mi vida,
amor.

1 comentario en “Trotamundos (Número 249)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.