Rosas cruzadas (Número 231)


Al verte, una erupción

se adueña de mí.

Pido un sismógrafo

para mi cuerpo.

Y, claudico,

con temblorosas hazañas,

en este nuevo día.

Por fin,

¡te lo di todo!

Y, me sumerjo,

en tu locura,

en tu conocida droga.

Y, me extasio,

con tu alegría,

con potentes «rosae crucis»

(rosas cruzadas),

que me hacen maravillas,

¡culmen de mi placer!

¡un cuadro dentro de mí!

Y, mentalmente,

no me olvido de ti

y, en mi alma, tú,

un imperdible cerrado,

arañando, mi corazón.

Y mi sangre, a cuajos,

vertida para ti, mi amor,

juntos,

¡cruces de pasión!

Publicado por

Mercedes

Escribo para columpiar mi alma; ella se lo merece. Y por existir me planteo el morir. Algo se mueve.

4 comentarios en «Rosas cruzadas (Número 231)»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.