Fluir (Número 227)

No lo sé,
me llegas,
con ese arco en tu
cabeza,
pura imagen celeste
del matrimonio del amor.
Te miro,
con esta naturalidad
que se amontona en tu ser,
expletiva intromisión,
la mía,
tú, me apartas
del mal que me acecha.
Por eso, te miro,
mi vida,
con explícito candor
y me fundo
en tu lucidez celestial.
Y alzo tu reino
en mi vida
y reconozco, fielmente,
tu origen.
Y, ahora mismo,
amor mío,
me llega tu energía
y fluyo…
hacia ti,
vida mía.

Participa en la conversación

2 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: