Un todo (Número 217)

Dos almas,un todo;
ese absoluto
que busca el hombre
por toda su eternidad,
la única realidad
que mueve la voluntad
inmaculada,
no pecadora del hombre.
Dos almas, un todo;
se balancean,
en las ramas
del árbol del amor,
comunión de misticismo,
enaltecedor,
en el encantamiento
de la pasión de dos almas.
Dos almas, un todo;
grutas encantadas…
paradisíacas.
Y atracan en el cielo
de todos los dioses
de la historia.
Y, la virtud subliminal
por este todo,
muestra la primicia
del amor superior,
al más alto nivel.
Y te acoge,
en el piso más elevado
de tu vida,
en tu piso “non mortem,
somni fratrem”.
(No es la muerte
sino su hermano,
el sueño).

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: