Sin categoría

Secretismo (Número 200)

Y que te condenen,

sin ser culpable

de tal desgracia,

en esa noche loca

que te pusieron,

por delante,

la verdad oculta,

con esa copa de vodka

y con ese argot desfasado

entre las nebulosas

de una tórrida y frustrante

noche que te llevó a Varsovia

con tu indeleble música,

delirante,

y con atónita monserga

de tu pasado,

por aquellas tierras,

donde tú, tal vez naciste,

pero no sabes nada de ellas.

Te has criado en esta

península,

en la península ibérica.

Y, ahora, vas a tus orígenes,

alguien reclamó tu cuerpo,

tienes un padre secreto,

quiere hablarte de tu tierra,

quiere bendecir tus

problemas ,

quiere hacerte poderoso

y te canta este poema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s