Mutismo (Número 162) Soneto

Para mí no llega la primavera,

mi árida consciencia con mi pena,

la ruina del fango de mi condena,

con esta ventisca tan heladera.

Las migajas de tu cárcel austera,

yo, tu amante con conducta buena.

Mi apapachamiento, mi escena

entregándote hasta mi sementera.

La ensenada sabe de mi espanto

por el bloqueo de tu abstención,

su afluente, las gotas de mi llanto.

Tu invisible carga, sin condición,

perdida sin solución, entretanto,

agarro mi eterna condenación.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: