En San Lázaro (Número 163)

Y, de todo lo de hoy,

veintiuno de diciembre,

me quedo contigo,

Nati, trianera

y, ahora,

vives en Puerta Osario,

¡qué encanto de mujer!

sencilla, amable y positiva,

con un arte

que te hace brillar,

por los cuatro costados.

Me cuentas, casi tu vida

entera, como yo a ti.

Y, coincidencia tras

coincidencia, casualidades

en esta sala de espera.

Y, después, vas

y hasta para despedirte,

me besas.

Aún, siguen habiendo

personas buenas

y tú, una de ellas…

el mundo resiste

ante la maldad.

Nati, quizás,

no te vea más,

quién sabe,

pero que lo sepas,

para mí,

ya eres inolvidable.

Y, Nati, lo que yo no te dije.

Y, por si acaso lo lees,

yo soy de Lora,

Nati, ¿te suena?

puedes venir cuando

quieras…

tu conexión, en mí,

ya queda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s