Larva ( Número 122)

Del centro de mi alma,

una larva, convertida

en bella mariposa.

Y, con ella,

te declaro mi amor.

Y hasta el alma

me duele

de lo te quiero.

Y tiembla mi corazón

cuando te lo confieso,

el temor anida en él…

presiente un amor

no correspondido.

Y, por siglos, solitaria,

sin ti,

sin tu piedad.

Y mi tribuna alzada.

Y con un hueco,

en mi alma,

para tu corazón

que vive ajeno

a mi dolor.

Y, por ello,

hoy, sin más retardo

mi confesión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s