Estrellas pálidas (Número 121)

Y prende del sol

este amor que tengo por ti,

me llueve a raudales,

laúd para tu alma

poderoso hasta en la noche.

Y, con las estrellas pálidas y

pajizas, no se divisa

tu brillo,

parece que has desaparecido.

Y, tú, miras

por todo el cielo.

Y buscas sólo un estímulo

que abra tu corazón

y que agrande tu luz,

lo pides de rodillas

y con tu mirada,

en las alturas;

plegarias para tu

compostura,

nitrato de plata

para que llegue tu calma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s