Sonetos

Pureza (Número 120)


Aunque sólo sea para besarte,
amor, te aguardaré toda mi vida
con desnudez en mi alma plañida,
por mi añoranza para cuidarte.

Aunque sólo sea para mirarte,
gracias a mi custodia heraclida,
con la dicha de la luna mecida
que me da un gran beso de tu parte.

Sobre mi cuerpo, tu limpia bahía,
libertad en mi ser que me desalma
por la felicidad de tu hombría.

Y, así, con la ofrenda de mi talma,
tan dentro te mantengo cada día,
en la esencia sagrada de mi calma.

0 comments on “Pureza (Número 120)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: