Sin categoría

Amanece (Número 98)

Amanece

dentro de mi mente,

mis dotes de clarividente,

un sorpasso

que me acarrea

dones de palabras.

Y este instrumental

me acribilla la cabeza,

un tornado pasa por ella,

sin miramientos.

Y silba la tertulia

de cientos de bandoleros trotando en sus caballos,

en una tarde agitada,

en una tarde saboría

por el enfrentamiento al

alcalde de su pueblo,

cruel bellaco,

todo lo quiere para su saco.

Así, que su marcha

hacia el centro del pueblo,

hace fatídica mi tarde

y, hasta siento,

las herraduras de los

caballos.

Y, además, el sofoco del

alcalde va calando

en mi mente.

Y hasta siento,

su horripilante aliento,

en mi cara.

Ya, en el suelo,

jura a todos los bandoleros

que su cambio llegará…

que el pueblo

será lo primero.

Lo jura delante de todos

y se oye un trabucazo

a lo lejos.

Y es que …

los bandoleros ya lo

anuncian a su pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s