Te acompaño (Número 91)

Yo no hago nada,

sólo te acompaño,

siéntete arropado.

Estoy,  junto a ti,

en este duro camino

que te aboga al inmenso dolor

sin encontrar ningún placebo.

Apoya tu cara en mi pecho,

dame tus manos,

agarra las mías con fuerza

que mi calor es para ti.

No te separes de mí,

siente mi corazón,

aquí  está para ti,

te golpea mil veces,

las que hagan falta.

Te doy mi pasión,

pusilánime, yo,

por amarte sin control.

Y, en mi desdicha,

tú no te das cuenta,

tú sigues jugando,

con otros amores,

que te llevan a tu perdición

Tú  no tienes suerte

en el amor, como yo.

Arrópate conmigo,

mi amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s