¡Qué pena! (Número 68)

¡Qué pena!
pronto, sin vida.
Y entre los humos
de mis candelas vividas
se consumen mis recuerdos,
se fueron…
de mi memoria.
Se va mi vida,
palmo a palmo,
entre las sombras
perdidas,
entre las batallas
ganadas.
Se va mi vida,
en los barcos
hundidos,
en las perlas
abandonadas
¡Qué pena!
se gasta mi vida.
No,
las ganas de vivir,no.
No,
las ganas de volar,
no.
Quizás me acerque
a la gloria de mi vida
pero ¡qué pena!…
se gasta mi vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s