Tu sangre (Número 35) Míriam Fotos Wabisabi


Como una gota

de tu lágrima,

derramada

en aquella tarde,

bochornosa, loca,

cuando yo

te traicioné.

Y, ahora,

tan distinta

de la de ayer;

vi que tu corazón,

por mí,

derramó gotas de sangre

y, sin decirme nada,

tú te abrazaste

a mi pecho,

llorando

encarecidamente

y, a mí,

me mordía

el remordimiento.

Y, en ese momento,

comprendí

el dolor de tu corazón,

tan enamorado.

Y, en ese momento,

comprendí

la traición

de un ser amado.

¡Juro

que viviré a tu lado!

¡Juro

no dejarte solo,

mi amor!

Mi traición,

¡no renacerá!

¡no, mi amor!

¡no renacerá!

Publicado por

Mercedes

Escribo para columpiar mi alma; ella se lo merece. Y por existir me planteo el morir. Algo se mueve.

3 comentarios en «Tu sangre (Número 35) Míriam Fotos Wabisabi»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.