Pompas (Número 765)


Una pompa de jabón

se desvanece, a los ojos,

de un mundo fuerte.

Ahí va ella, bella,

tan endeble.

Su solución,

dura unos segundos.

Su explosión,

asombra.

¡Los niños gritan!

¡Quieren más pompas!

¡Qué felicidad!

¡Sus caras de inocencia!

¡Soplos de los mayores!

¡En sus corazones, sus vivencias!

¡Fiesta para todos!

Eso, ¡no tiene precio!

Las pompas de jabón,

unas tras otras,

van saliendo,

desapareciendo…

Y, al igual,

nos vamos de este mundo,

(cual pompa de jabón)

Atrás, las risas, los conciertos,

las acciones de los compañeros,

¡las nuestras!

¡gran empeño!

Las pompas desaparecen,

otras, van surgiendo.

La alegría fluye,

los soles, vibran con fuerza.

Mi gran viaje, comienza;

te espero tras la puerta.

Allá, mis pompas,

¡música sublime!

¡grandiosas

en la esfera celestial!

Recuerda, al llegar,

¡busca las pompas!

Allí, estaré yo…

Fotografía Pexels

Publicado por

Mercedes

Escribo para columpiar mi alma; ella se lo merece. Y por existir me planteo el morir. Algo se mueve.

Un comentario en «Pompas (Número 765)»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.