Elecci贸n (N煤mero 731)


El romero de mi cocina,

lo riego,

con el llanto de mi coraz贸n,

con mi sensibilidad,

por pedirte perd贸n,

en esa noche de bochorno,

en aquel caluroso verano,

del noventa y dos,

cuando, yo,

te dije que te amaba,

mi amor.

T煤, recogistes todos tus poemas.

Te marchaste,

sin decir ni adi贸s.

Ese mundo,

no era para ti.

Mi estrafalaria vida,

se te hac铆a muy grande

y, como la primera vez,

cogiste el camino f谩cil,

el del verde abeto,

el que miramos juntos,

t煤 y yo.

Te lo ense帽茅,

en aquella Nochebuena,

del noventa y uno,

隆pobre de m铆!

Cada vez, que te presento algo, t煤, lo eliges.

Yo, estoy, aqu铆, para poner,

en tu camino,

las mejores notas a tus canciones,

隆solo para eso!

Tambaleo,

ante el frenes铆 m谩gico,

de tu conciencia paranoica,

隆como siempre!

Ves otras cosas,

las m铆as, 驴para qu茅?

-no te han interesado nunca.

Mis flores, preciosas,

隆cu谩ntos riegos!

regadas,

隆con el llanto de mi coraz贸n!

馃グ馃グ馃グ馃グ馃グ




A %d blogueros les gusta esto: