El Cáncer en Poemas

Evasión ( Número 411)

Pues toca pasar la noche

en URP, una noche distinta.

Me acomodan aquí

y, mi cirujana,

me visita cuatro veces

en la noche ¡qué asombro!

La primera vez,

escucho la palabra “regular”.

Y pregunta:

¿le habéis puesto la heparina?

No, quizás, me la puso ella,

no recuerdo muy bien.

Y, al rato, vuelve

y me dice que va bien.

Mi estado anímico remonta

pero, la incomodidad,

no me deja respirar.

Y, el equipo de enfermería,

no es para tirar cohetes;

no me gusta nada de nada.

Y, esta mala noche,

van pasando

entre buenos y malos ratos.

Y, por la mañana,

cambio de turno.

Se me acerca una auxiliar,

amable profesional

y me dice:

lo siento, te tocó,

increíble…

ni siquiera te han puesto

a funcionar esta máquina.

Hasta ella sabe,

la mala calidad

del equipo de anoche,

Me la pone, me da un beso

y me desea suerte,

¡qué alegría de auxiliar!

así da gusto.

Y me comunican

que voy para planta,

me retiran algunas cosas

y, antes del cambio de cama,

una bajada de tensión,

se retrasa mi cambio.

Y, cuando remonto,

voy para planta.

Mis familiares,

me esperan en la puerta,

ya salgo.

¡Qué ganas de verlos!

su amor, sus corazones,

sus manos…

los echo de menos… tanto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s