Flores ( Número 403)

Vivo en un estado irrisorio

de magia potagia,

no estás a mi vera

más te siento.

Tus palabras golpean,

en mis oídos,

en las noches de luna llena.

Tu dictamen, anclado,

soterrado en mi tímpano;

así llevo más de tres lustros.

Y, con mi magia, no te perderé,

compañero de mi vida.

Mis extraditados pinceles

te tienen un hueco

cerca de mi corazón

Y, tú, mi segunda piel,

para toda mi existencia.

Y, tu calor,

me da energía celestial.

Y, de tanto como te quiero,

flores en los cielos eternos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s