El Cáncer en Poemas

Mi merienda (Número 402)

Bueno, bueno…

ya ingreso.

Mis papeles, mis pegatinas,

mis pulseras identificativas,

una con mis datos,

otra, la del banco de sangre.

Espero al celador,

me aconpaña a la quinta,

quinientos diecisiete,

mi habitación,

no se me olvida.

Voy al control,

hora de la merienda.

Y la pinche, mi paisana,

me da un descafeinado

con unas galletas,

¡qué ricas!

siempre me han gustado.

Y en mi habitación,

dos mujeres mayores,

mucho más que yo;

las dos, ochentonas.

Yo, ahora, a descansar

que mañana esta aquí ya.

Safe Creative #1907031348332

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s