Mi merienda (Número 402)


¡Bueno! ¡Bueno!

ya, ingreso.

Mis papeles, mis pegatinas,

mis pulseras identificativas,

una, con mis datos,

otra, del banco de sangre.

Espero al celador,

me acompaña,

a la quinta planta,

quinientos diecisiete,

mi habitación,

¡no se me olvidará!

Voy al control,

hora de la merienda.

Y, la pinche, me ofrece,

un descafeinado

con unas galletas,

¡qué ricas!

¡siempre me han gustado!

Y, en mi habitación,

dos mujeres mayores,

bastante más que yo,

las dos, de unos ochenta años.

Yo, ahora, a descansar

que, mañana,

pronto llegará.

😙😙🌷

Publicado por

Mercedes

Escribo para columpiar mi alma; ella se lo merece. Y por existir me planteo el morir. Algo se mueve.

Un comentario en «Mi merienda (Número 402)»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.