Amor

Pérdidas ( Número 385)

Y los caminos, cerca de ti,

más llevaderos,

con esa alegría

cuando me besas

en la intemperie

de mi desolado corazón.

Y, ausente de este mundo,

cicuta

de un trasfondo mustio,

problemas del dolor

de mis males

que me embargan

en la locura, tan imbécil,

de mi negra vida,

oscurecida por las pérdidas.

Me transforman en druida en pena

y, al estar a tu vera,

olvido, por un momento,

mi ruina.

Derrotada jamás,

me retuerzo

en el lodazal de mi dolor,

a la espera de tus besos,

mi amor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s