El Cáncer en Poemas

Repetirla (Número 357)

Y, hoy, uno de abril,

un dichoso TAC.

Por ahora, lo peor

de mi preparación.

Entro sin miedo,

pero, eh aquí,

primero, un brazo,

no me cojen la vena.

Y pasamos al otro,

un pinchacito,

también para nada,

una vena muy fina.

Y, ahora, en la mano,

ya está bien.

Y me preguntan

si tengo alergias.

Y las tengo,

no sé si al yodo,

nunca me la hicieron.

Bueno, pues,

la enfermera me mira

con la misma cara

que yo a ella,

de asombro.

Y no puedo más;

dudas, miedo,

comienza la prueba.

No te muevas, respira,

no respires.

No te muevas, respira,

no respires.

Y qué mala me pongo,

mucho dolor en mi mano,

calor en mi cuerpo;

me sale por debajo,

horroroso.

Y grito…

me duele mucho,

me duele mucho.

Y entran a la sala,

no sé si servirá esta prueba,

me he movido, me he movido,

tal vez, he metido la pata.

Y tengo inquietudes

y me desespero.

0 comments on “Repetirla (Número 357)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: