Vuestro color (N煤mero 336)


Pido perd贸n,

a todos vosotros,

por mi letargo,

por la mala ruta

de mis vicios,

incongruentes vicios.

Pido perd贸n,

por una vida,

extremadamente rara.

Pido perd贸n,

por una vida,

de humana desesperada.

Vosotros me llam谩is,

loca, loca…

Os miro, fijamente,

desde el otro lado de mi alma.

Sigo siendo de hierro;

no veo vuestro color,

ajeno para m铆.

Pido perd贸n,

a todos los dioses;

a los m铆os y a los extranjeros.

No les hago caso,

sigo en mis creces.

Torturas, en mi cabeza,

amargura sin pintura.

No doy, un paso acertado,

que cure mi locura.

De nuevo,

隆pido perd贸n!




A %d blogueros les gusta esto: