Sin categoría

Acacias (Número 330)

Acacias, acacias

yo comía acacias,

en la placita de mi niñez,

en la placita “Santana”

sí,

con ilusión en mi alma.

Con ellas,

ahuyentaba mi mala suerte,

maravillosa planta.

Con ellas,

me hacía pendientes,

zarcillos de acacias.

Después,

me atiborraba de chucherías

en el quiosco de “Miguel”

y, casi me bañaba

en aquella fuente

que, hoy, sigue allí,

algo transformada.

Mas, las acacias, ya no están…

tampoco, el quiosco;

ahora…

se han tornado en naranjas

y en cuatro esplendorosas palmeras

aireadas, frescura imponente.

Acacias, acacias,

yo, de niña, comía acacias,

¡qué suerte!

Y, ahora, de mayor,

ya no como acacias.

Y, mi suerte, se esfumó…

¿volveré a comer acacias

en la placita “Santana”?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s