El Cáncer en Poemas

Grises (Número 286)

Y mientras la vida sigue,

a mí, se me ha detenido

mi tiempo, en un sólo segundo,

se me ha paralizado.

Y la vida me da,

el tinte de los grises,

con un toque de sabor amargo.

Y por mucho que hurgue

no vuelco esta situación,

la solución,

no depende de mí, no.

Y llena de tristeza,

con mi ánimo

que ha bajado a los suelos,

el día se me hace eterno,

mi sufrimiento, por dentro.

Y no quiero perder

un rayo de esperanza

para ganar esta batalla

que me ametralla.

Y, mi necesidad,

vestirme de colores verdes,

alegrar mi vida diferente,

no darme por vencida,

mirar al milagroso cielo

y, gritar,

todo lo que yo te quiero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s