El Cáncer en Poemas

Científico Damadian (Número 285)

Y la curiosidad me llama,

albañiles, con sus porrazos,

constructores,

derribadores a martillazos vivos,

coches que pitan sin descanso,

cacharros de feria sacudiéndome.

Mi cuerpo, quizás,

no esté aquí,

dentro de un enorme imán.

Mi cuerpo, quizás,

viaje a otro lugar,

gracias a Damadian.

¡Ay Virgen de Setefilla!

¡Ay Dios mío!

Yo, en este momento,

dejo mi mente en blanco.

Y siento, a veces,

que no puedo moverme.

Y siento, a veces,

que necesito ayuda.

Y siento, también,

que soy abuela, en mi cama,

a la espera de mi aseo,

por la mañana.

Y, además, yo floto,

no tengo cuerpo;

así, no avisaré

al personal sanitario,

con esta temblorosa perilla,

que agarro con mi mano izquierda.

Y, este señor,

científico inventor,

no estaba loco.

Él miró, al ser humano,

con otros ojos,

él lo vio metido, dentro,

de un enorme imán,

Y, con esta resonancia,

me inunda la fantasía;

parezco una utopía,

puedo estar, puedo no estar,

yo voy, yo vengo…

no sé cómo… ni dónde

pero vuelo.

Y no abro mis ojos

y despierta…yo sueño.

Gracias, Damadian,

por tu aportación a la ciencia.

Y te lo reconozco a ti,

Damadian,

con un diagnóstico mejor,

una cura mejor, sin duda,

es posible.

Muchas gracias Damadian.

0 comments on “Científico Damadian (Número 285)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: