Que calle mi teléfono (Número 163 c)

Un sábado,

un domingo, un lunes,

treinta y uno de diciembre,

¡oh! día laboral,

que no se oiga mi teléfono,

que, ni tan siquiera,

vibre, que calle,

que duerma…

en este último día

del dos mil dieciocho,

por favor,

que no me felicite nadie,

que mi alma sufre

con esta larga espera,

que mi alma sufre

a duermevela.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: